5 razones porque visitar VIETNAM

Las razones para visitar Vietnam son tan diversas como su paisaje, su gente y los pueblos que lo poblaron e influenciaron. Pero allá van cinco para animarse a visitar la joya del Sudeste Asiático. DIVERSIDAD DE PAISAJES. Su forma estrecha y alargada ofrece un compendio de geografía: montañas, llanuras sembradas de arrozales, metrópolis, frondosas selvas y manglares, cataratas, grandes ríos, portentosos deltas, archipiélagos con islotes de formas insólitas, largas playas arenosas… un paisaje tan ameno como variado. Gracias a sus 31 parques nacionales, 6 reservas de la Biosfera y las docenas de áreas protegidas tanto terrestres como marinas, en Vietnam encontrarás una amplia oferta de turismo activo en entornos naturales fantásticamente preservados: rutas en bicicleta, trekking, rafting, birdwatching… RIQUEZA ÉTNICA. Sus 90 millones de habitantes pertenecen a 53 grupos étnicos diferentes, que conservan fielmente usos, oficios, ritos y costumbres tradicionales que resultarán siempre interesantes para el viajero sagaz. Los vietnamitas son célebres por su amabilidad y su espíritu hospitalario. No en vano, la mayoría de los viajeros que vuelven del país hablan del candor del pueblo vietnamita como algo que les marcó en su viaje. Y es que, en general, el vietnamita es un pueblo que no escatima una sonrisa a los extranjeros, haciendo de la experiencia de conocer este territorio algo muy acogedor y agradable. PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO ÚNICO. Cinco joyas, todas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, destacan en el país: la Ciudad imperial de Thang Long en Hanoi, el Palacio Imperial y las tumbas reales de Hue, el casco histórico de Hoi An, los templos de My Son y la Ciudadela de la Dinastia Ho. EL MILAGRO GEOLÓGICO DE HALONG BAY. Esta bahía de más de 100 kilómetros acoge casi dos mil islas e islotes de relieve caprichoso, exuberante naturaleza, aguas verde esmeralda, prodigiosos fenómenos kársticos e increíble belleza escénica: la mayoría están deshabitadas, algunas esconden grutas y cuevas, otras idílicas lagunas interiores… Navegar Halong Bay en un crucero de dos o tres días constituye una de las experiencias de viaje imprescindibles cuando se viaja a Sudeste Asiático. Es Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO y resultó elegida en 2012 como una de las Nueve Siete Maravillas de la Naturaleza. LA DELICIOSA COCINA VIETNAMITA. Hace unas décadas era solo fuente de inspiración para vegetarianos pero, hoy en día, su perfecta mezcla de sofisticación, frescura y naturalidad ha seducido e influenciado a los mejores chefs de todo el mundo.