Tráfico Veneciano

El tráfico por los canales venecianos está regulado del mismo modo que en tierra firme, existiendo señales propias y un código de circulación que ha de ser respetado. Una de las máximas es que todas las embarcaciones motorizadas transiten por el lado derecho, salvo en el río Nuovo, única excepción de la ciudad, ya que es el único canal que cuenta con un semáforo y las barcas a motor han de ir por la izquierda. Por su parte, los botes a remos y las góndolas deben navegar siempre por el lado izquierdo. Hay plazas de aparcamiento marcadas mediante postes de madera (bricole). Asimismo, los bricole señalan si un canal es navegable o no según los colores con los que vayan pintados. Hay más de 6.000 repartidos por toda la laguna de Venecia, fabricados con madera de algarrobo negro. Sin embargo, el elevado coste que supone su mantenimiento ha obligado al ayuntamiento a empezar a sustituirlos por bricoles de plástico.